Carta de una madre. Por qué mis hijos estudian en la escuela pública

0

M.M.- Mis hijos estudian en un colegio público. Sí, quizá parezca una tontería el que alguien dé explicaciones sobre esta cuestión, pero no en un país como España en el que continuamente se degrada la escuela pública. Hay personas que hasta te miran raro, como si vieran a una loca que es capaz de lanzar a sus pobres pequeños en las garras de un esperpento como la escuela pública, lleno de inmigrantes, gente que va a retrasar el avance de tus hijos, lleno de profesores que no hacen nada, una escuela para los pobres.

La escuela pública es inclusiva, diversa y heterogénea. Los estudios más recientes en educación demuestran que se aprende mejor en heterogeneidad. Esto lo sabe la comunidad científica internacional, por ejemplo una Universidad tan prestigiosa como Harvard busca que sus alumnos sean de diferentes lugares, culturas… porque sabe que esto es mejor para aprender.

Pero en España, y sobre todo en el tema educativo, no solemos guiarnos por datos científicos ni evidencias o estudios, sino por los rumores. A todos los padres y madres nos han llegado ideas sobre los colegios e institutos cercanos a nuestra casa,  que en el mejor de los casos  se basan en apreciaciones o experiencias individuales y en el peor en un rumor que se ha ido extendiendo poco a poco. Con eso creamos un cliché y consideramos que tal centro tiene mala fama o tal otro es malo o bueno, sin tener fundamentos ni pruebas de ello.

Luego está ese gran invento de la Comunidad de Madrid, que no sabe ya qué hacer para hundir la escuela pública, de la que se supone que la Consejera de educación es la máxima representante, que son las pruebas CDI (las Pruebas de Conocimientos y Destrezas Indispensables) y dentro de poco serán las reválidas.  Y ese gran deseo de establecer rankings de centros  totalmente sesgados y de los que se ofrece una lectura simplista y aprovechada.

La escuela pública está sufriendo un acoso constante por parte de la administración, que cada vez recorta más en profesionales y ayudas, que desprestigia constantemente a sus profesores y que está convirtiendo muchos colegios en guetos a los que enviar a todo el alumnado que la concertada rechaza por su nivel socioeconómico, a la vez que merma  los recursos que ésta necesita para conseguir que todo el alumnado alcance los mismos objetivos: contratando a menos profesores de apoyo, orientadores a media jornada, acabando con las aulas de enlace, obligando a profesores a dar asignaturas para las que no se han preparado y un largo etcétera de despropósitos.

Fuente: mydyario.blogspot.com

Fuente: mydyario.blogspot.com

La escuela pública es llevada y está formada por grandes profesionales que han pasado una dura oposición y que son constantemente acosados por la administración, desde la inspección hasta la propia Consejería. Se les persigue hasta por llevar una camiseta que defiende el lugar en el que trabajan. ¿Usted se imagina por ejemplo a Cocacola poniendo sanciones a sus trabajadores por llevar una camiseta en la que se publicitan sus productos? Todo lo contrario de la imagen de vagos que pueden hacer lo que les viene en gana sin que nadie les diga nada. Por supuesto hay gente que trata de vaguear, como en todos los trabajos y empresas, pero en este país hemos permitido que nos convenzan de que lo público es por sí mismo peor que lo privado. Deberíamos contrastar y valorar bien antes de juzgar y decidir a dónde llevar a nuestros hijos.

Mis hijos estudian en la pública, con grandes profesionales y con sus vecinos y vecinas, con los que aprenden y juegan como después lo hacen en el mundo real, en el que van a vivir mañana.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply