Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos.

0

Brigadas vecinales

V.H. Ospina.- Anteriormente escribíamos sobre las redadas racistas que la policía llevaba a cabo. En estas líneas analizábamos los motivos y la posterior detención de inmigrantes indocumentados en los Centros de Internamientos de Extranjería. Concluíamos que dichas acciones eran ilegales puesto que vulneraban los derechos humanos ratificados por España. En esta segunda parte hablaremos de las Brigadas Vecinales de observación de Derechos Humanos.
Las Brigadas nacen a partir de las experiencias de grupos de vecinos en 2010 como forma de rechazo a los controles migratorios ilegales. No querían permanecer impasibles frente a los abusos cometidos contra los inmigrantes. Una de sus máximas es velar por el cumplimiento de los derechos humanos. Porque ser inmigrante no les hace merecedores de tener menos derechos.
Los vecinos que pusieron la semilla no entienden que en un mundo globalizado se permita la libre circulación de mercados y capitales, y no la libre circulación de personas. Por ello, denuncian “los controles de frontera” en el Estado español, que “extienden el miedo, el racismo y la desconfianza en nuestros barrios”.
Además de la denuncia y la visibilidad de la política antiinmigratoria, su actividad se centra “en responder ante las políticas de control y represión policial”, “romper con la indiferencia y promover la solidaridad”, “detener todo tipo de actuación discriminatoria por raza, etnia, origen, clase, género, opción sexual…. denunciando la persecución y criminalización de los/as inmigrantes, especialmente de aquellos/as en situación irregular, en los controles policiales sistemáticos”
Pero su actividad no ha estado libre de presiones. Concretamente la Delegación del Gobierno les ha puesto trabas que obstaculizan la “observación y documentación de los controles racistas”. Presiones mediante mecanismos disuasorios que van desde la identificación de los activistas hasta las sanciones económicas cuyo único fin es mermar su “actividad política”.
Sin embargo, su acción no ha pasado desapercibida. Las reivindicaciones que celebran cada junio contra los CIES y contra las redadas racistas han tenido repercusión en los medios de comunicación. Izquierda Unida, Amaiur y el Defensor del Pueblo se han hecho eco de la vulneración de los derechos fundamentales de los inmigrantes. En septiembre del pasado año, las Brigadas presentaron una denuncia por las actuaciones racistas que, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Madrid, ha admitido a trámite en julio, por lo que las actuaciones serán objeto de estudio por parte de la justicia.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply