Aprendizaje dialógico

0

“La cuestión está en cómo transformar las dificultades en posibilidades” Freire

María Martín.- El aprendizaje dialógico es una propuesta educativa acorde con la sociedad actual, caracterizada por las nuevas tecnologías pero también por su carácter dialógico. Asume las teorías anteriores, pero considera necesario entender que la institución educativa no es algo aparte de quienes la forman. Las personas están en constante interacción con las estructuras en las que se encuentran, y las definen y cambian. Los alumnos y alumnas aprenden con las interacciones que tienen en la escuela, pero también fuera de ella. Por ello el aprendizaje dialógico apuesta por la cooperación entre familiares, profesores, entornos, comunidades…

Las bases del aprendizaje dialógico se encuentran en las teorías de numerosos autores como Chomsky, Cummmins, Habermas, Mead, Vigotsky  o Freire entre otros y también en numerosas investigaciones y prácticas sociales y educativas actuales.

El aprendizaje dialógico tiene 7 principios:

Dialogo igualitario en el que lo importante son los argumentos y no las posiciones de poder

Inteligencia cultural según la cual todas enseñamos y todas aprendemos y  no sabe más una persona con estudios universitarios ni hay solo una inteligencia académica. Hay que centrarse en las capacidades y no en los déficits.

Transformación: todas las personas podemos transformar la realidad, y la educación transforma  las desigualdades sociales.

Dimesión instrumental como una dimensión esencial. La llamada atención a la diversidad (las adaptaciones curriculares, los grupos flexibles…)  ha sido incompatible con la igualdad y no ha servido para aumentar el aprendizaje sino para excluir. Hay que centrar los esfuerzos en la igualdad de resultados y no solo en el proceso.

Creación de sentido: muchos niños y niñas no se sienten identificados con la cultura escolar que transmite la idea de que hay una forma correcta de hacer las cosas que es la de la cultura dominante. La comunicación y el diálogo permiten la creación de sentido y con ello la mejora del aprendizaje.

Solidaridad: una educación que busque los máximos aprendizajes y la máxima calidad para todos y todas independientemente de sus diferencias. Es necesaria una solidaridad en la práctica, en la acción, en el centro educativo, una coherencia entre lo que se dice y lo que se hace

Igualdad en las diferencias: una  igualdad real, en la que las personas tengan derecho a ser y vivir de forma diferente y a ser tratadas con el mismo respeto y dignidad.

Para saber más… Aprendizaje dialógico en la sociedad de la información, editorial Hipatia

Comments

comments

Share.

Leave A Reply