Aniversario del movimiento 12M -15M

0

Uno de los primeros consensos de las asambleas populares de barrios y pueblos surgidas tras la acampada de Sol fue la participación en una movilización convocada por las asambleas de trabajadores de pueblos y barrios de Madrid (colectivo formado por diversos sindicatos alternativos) consistente en una marcha desde los diferentes barrios y pueblos hasta la plaza de Neptuno el 19 de Junio de 2011.

La manifestación, que fue un éxito rotundo, colapsó Madrid más aún que el propio día 15 de Mayo. Desde entonces, cada vez que el movimiento ha convocado una gran movilización se han repetido estas marchas, como se hizo el 15 de Octubre con un éxito de convocatoria aún mayor y terminando en la puerta del Sol. 19-J y 15-O son fechas que están grabadas en la memoria colectiva del movimiento tanto o más que la que le da nombre, así que todas y todos teníamos claro que las marchas debían repetirse en el aniversario del 15M en Madrid.

Como en las marchas anteriores, la Asamblea Popular de Alcorcón se integró en el bloque sur, que partía desde la estación de Metro de Leganés Central para entrar en Sol por la c/ Carretas y confluir ahí con todas las asambleas de pueblos y barrios del sur de Madrid. Nada más llegar a Leganés se nos acercó una pareja de policías municipales. Querían saber que recorrido íbamos a seguir y si íbamos a respetar la limitación horaria impuesta por delegación de gobierno. Todos teníamos claro que no, que al menos permaneceríamos en Sol hasta las 00:00, momento en el cual realizaríamos el minuto de silencio anunciado en la convocatoria. Uno de los policías nos desea suerte, nos dice que, si no fuera de uniforme, estaría en la marcha con nosotros.

Las más de 2000 personas allí congregadas, equipadas con pancartas y mochilas, iniciamos la marcha a las 13:20 h. La Asamblea Popular de Alcorcón llevaba 3 pancartas, una con el nombre de nuestra asamblea y otras dos contra el proyecto de Eurovegas. En algo menos de dos horas cruzamos Carabanchel y llegamos a Marqués de Vadillo, donde estaba prevista una comida popular y donde unxs compañerxs llevaron a cabo una acción nudista: “Contra los recortes, no te cortes”. Tras recibir con vítores y aplausos a la marcha de Aluche y Arganzuela, continuamos hacia Atocha, donde la manifestación ya forma una marea enorme que no cabe en la plaza. Tras la impresionante recepción de la Asamblea Popular de Vallecas ya somos en torno a 20 mil personas, y ésta es sólo un bloque de los cuatro convocados.

Las otras tres marchas previstas deben acceder a Sol por Arenal, Preciado y Alcalá, pero las redes sociales nos informan de que el volumen de gente es tal que ha surgido otra marcha que está subiendo por la Gran Vía. El paseo del Prado está colapsado. A la altura de Antón Martín el twitter de la Asamblea de Lavapiés, que encabeza nuestra marcha, informa: están entrando en Sol. Nosotros aún no vemos la entrada a Carretas, y tampoco hasta dónde se extiende la marcha detrás de nosotros. Son las nueve de la noche cuando llegamos a Jacinto Benavente. El volumen de gente es increíble. El final de la marcha sur no entrará en Sol hasta pasadas las 00:00. Los medios hablan de las 40 mil personas que caben en la puerta del Sol y de que las plazas aledañas también están abarrotadas, pero no del flujo constante que entra y sale de Sol durante más de 3 horas.

El límite de horario impuesto por delegación de gobierno ya ha sido superado. Nos llegan rumores de que nos permitirán estar hasta las 00:00. Al llegar las 00:00 se produce la pañolada y el minuto de silencio anunciado, que se rompe con un grito unánime: ¡Sí se puede!

Pasa la una de la madrugada y nadie se mueve de la plaza. Nos dicen que delegación de gobierno ha hecho público que podemos permanecer toda la noche siempre y cuando no acampemos. Ya está puesta la primera tienda de campaña al lado de la calle Arenal. Comienza la asamblea para decidir qué hacer mientras empieza a colocarse el famoso toldo que distinguía la acampada de Sol. En la asamblea no hay consenso y se alarga bien entrada la madrugada. Ya apenas quedan 400 personas en la plaza. Entonces se produce el desalojo. Ni el horario impuesto, ni las tiendas de campaña. Lo que desató el desalojo es que quedaba poca gente… Pero al día siguiente volvimos. Y al siguiente y al siguiente… se han olvidado de que el movimiento empezó justamente así y que siempre hemos vuelto. Y volveremos mientras la injusticia siga reinando, porque queremos un mundo justo y sabemos que sí se puede.

Fran G

Comments

comments

Share.

Leave A Reply