29-M: el nacimiento de una nueva forma de hacer huelga.

0

La existencia del movimiento popular que comenzó  el 15 de mayo de 2011 hizo que la huelga general del pasado 29 de Marzo fuera una huelga diferente a las anteriores. Las asambleas populares que, sin siglas ni banderas, conformaron el movimiento #tomalahuelga tenían el objetivo de hacer de la huelga, y todo lo que conlleva, un instrumento del pueblo y no sólo de los sindicatos.

En Alcorcón se realizaron varias asambleas en la plaza del Ayuntamiento para organizar una huelga popular. En ellas confluyeron visiones muy diversas de la huelga, y aunque muchas aún presentaban a los sindicatos mayoritarios como el único referente, el consenso final fue organizar la huelga nosotras mismas, pero partiendo de la unidad, confluyendo donde se considerara necesario, haciendo las convocatorias públicas y abiertas, sin miedo y llamando a la unión de todo el mundo. Así, se arrancó la jornada de huelga en el mismo punto de encuentro que CCOO y UGT a las 00:00 horas del día 29. Fue en este primer piquete donde se hizo más patente que la lucha sindical forjada contra la dictadura seguía impregnada de lo que ha demostrado ser el peor enemigo de la lucha popular: el miedo. El miedo permitía que la policía rompiera fácilmente las acciones del piquete o que no se supiera qué hacer ante quien captaba imágenes, lo que mostró también la necesidad de medios de contrainformación propios.

Esta falta de medios de contrainformación se notó igualmente en el piquete de las cocheras del servicio de autobuses. La situación fue tensa y un agente de policía sacó su arma reglamentaria para detener a un compañero y apuntó con ella a varias personas. No existen imágenes de este abuso, pero sí se difundió la noticia en directo a través de redes sociales.

El piquete popular organizado para apoyar a las trabajadoras y trabajadores de las grandes superficies de Parque Oeste que habían sido coaccionados para que no ejerciesen su derecho a huelga fue el primero en el que tomaron la iniciativa tanto la Asamblea Popular de Alcorcón-15M como los colectivos que participaron de las asambleas para la organización de la huelga. Un piquete informativo, muy numeroso y escoltado por una policía ya cansada, que preguntaba, como en un ruego, “¿pero dónde nos lleváis ahora?”

La escolta de la policía continuó en el piquete popular convocado por la Asamblea al medio día por la calle Mayor, de un estilo muy distinto al de la noche anterior. En cada convocatoria se habían unido cada vez más personas y la unidad ya no dejaba espacio al miedo. Además, una pareja de policías ya no era suficiente para ponernos nerviosos y mucho menos una cámara: “A ti que estás grabando, también te están robando”.

La última acción convocada por las Asambleas en Alcorcón era una comida popular dentro del centro comercial Mercadona. La convocatoria pública y abierta tuvo el efecto esperado: el supermercado cerró sus puertas. Así que hicimos un alto frente a su entrada para comer y descansar antes de partir hacia Madrid. La policía se nos acercó para comunicarnos que el compañero detenido la noche anterior había sido puesto en libertad y pedirnos que por favor lo difundiéramos, ya que temían que se concentrara una multitud frente a la comisaría de Alcorcón. Y es que cuando el pueblo se une y no tiene miedo, ellos empiezan a tenerlo.

Y desde allí partimos a Madrid para unirnos a las enormes movilizaciones convocadas por diferentes colectivos, cansados, pero animados y contentos. Para muchas personas era la primera huelga en la que participan activamente y aún con nuestra inexperiencia teníamos la sensación de que habíamos tomado la huelga y de que si esta vez había sido un éxito, la próxima será una victoria.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply